Tipos de Magnesio y sus diferencias

Normalmente cuando queremos comprar algún producto con magnesio nos encontramos abrumados por la cantidad de presentaciones y composiciones, y dudamos acerca de cuál escoger.

A modo de resumen hay que explicar que el Magnesio se suele usar para problemas musculares, para disminuir el cansancio y para las contracturas, aunque participa en muchas otras funciones del cuerpo, tales como la síntesis proteica, mantenimiento de huesos y dientes, sistema electrolítico, etc. Solo y puro no se comercializa, ya que siempre debe ir en forma de sal (el modo fácil de disolver y absorberse). Estas sales son principalmente tres, y difieren entre ellas según el efecto complementario que producen en nuestro cuerpo:

  • Carbonato de Magnesio: Útil para provocar un efecto complementario tipo “antiácido”, es decir, que es muy útil para contrarrestar la acidez de estómago, tratar una hernia de Hiato y en molestias digestivas durante el embarazo. Produce un cierto efecto laxante.
  • Cloruro de Magnesio: Debido a su efecto laxante fuerte, resulta de utilidad en el restreñimiento crónico y ocasional. (es, casualmente, el que sale en la imagen destacada).
  • Lactato de Magnesio: En este caso no existen efectos laxantes ni digestivos, de modo que es muy útil para personas con sensibilidad digestiva, colon irritable, procesos diarreicos y niños.

La casa Ana María Lajusticia dispone de estas presentaciones, al igual que una mezcla llamada “Magnesio Total”, con Carbonato, Hidróxido Glicerofosfato y Lactato de Magnesio y un ligero efecto laxante. Esta indicado principalmente para el cansancio y viene presentado en forma de bote. También dispone de un formato de Carbonato de Magnesio en cómodas pastillas masticables que pueden ser usadas de modo más fácil como antiácido, llamado “Mag-MAst”.

 

Aparte de estas presentaciones existen también otros preparados que contienen Magnesio en su formulación, por ejemplo con Colágeno, Triptófano, Melatonina, Vitamina B6 o Isoflavonas de Soja.

Deja un comentario