PROBIÓTICOS ¿REALMENTE SON TAN NECESARIOS?

Para entender a los probióticos primero necesitamos saber que es la microbiota.

Son los millones de bacterias que conviven con nosotros en nuestras mucosas y piel. Sobretodo donde más bacterias encontramos es en el intestino.

Esta microbiota se empieza a formar durante el parto y con el entorno y la alimentación del recién nacido. Durante nuestro crecimiento y vida adulta se ve influenciada por el tipo de alimentación que tengamos, el estilo de vida, los medicamentos y los tóxicos.

Tipo de microbiota que encontramos en nuestro intestino:

La inmunomoduladora; es la que ayuda y regula nuestro sistema inmunitario tanto a nivel local como global. Podríamos definir como los soldados del sistema inmunitario.

La muconutritiva que son las que ayudan a la correcta formación de mucosa intestinal de la cual se alimentan el resto de bacterias.

La proteolítica que ayudan a la digestión de las proteínas.

Los hongos y levaduras que ayudan a la digestión de los hidratos de carbono.

La microbiota tiene varias funciones; metabólica ya que ayudan a la digestión de las fibras, los residuos alimentarios y producen los nutrientes para la mucosa, producen vitaminas, ayudan a la absorción de minerales, protegen frente a tóxicos y sustancias cancerígenas. Protectora y de barrera, protege frente a la invasión de gérmenes patógenos. Estimulan el tránsito intestinal. Regulan el sistema inmunitario para nuestras defensas.

¿Qué ocurre cuando tomamos cualquier tipo de antibiótico?

Estas bacterias tan beneficiosas para nuestro cuerpo mueren a causa del antibiótico ya que este nos mata tanto las malas como las buenas. Al matar también las bacterias buenas ocurre que es más fácil que alguna otra bacteria u hongo patógeno pueda instalarse en el sitio de las bacterias buenas ya que nos deja sin “soldados” para combatir este patógeno.

Por eso con la toma de antibiótico se recomienda tomar un probiótico. Este aportara bacterias buenas para repoblar lo que el antibiótico ha matado y así evitar otro tipo de patologías asociadas a la toma de antibióticos como por ejemplo una candidiasis.

Deja un comentario