Ojo seco ¿qué es? ¿Cómo prevenirlo?

Sequedad ocular

El síndrome del ojo seco es una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva por falta de lágrima o porque ésta es de mala calidad. Como consecuencia, la superficie del ojo no está bien lubricada, lo que puede dar origen a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva. Tiene signos y síntomas como los ojos cansados, con tensión, irritados o llorosos.

La sequedad ocular puede tener su origen en múltiples factores, incluyendo causas medioambientales como la exposición a una luz solar muy intensa, la combustión de gases, el polen en el aire y el polvo, así como el trabajo frente a una pantalla de ordenador. Sin embargo, también puede estar producida por medicamentos, por cambios hormonales o algunas enfermedades sistémicas.

Debido a las graves consecuencias que puede acarrear el ojo seco (queratitis, cicatrices, pérdida de la visión, úlceras de córnea), se recomienda realizar periódicamente controles oftalmológicos específicos y tener una buena hidratación ocular.

La detección y tratamiento precoz resultan esenciales para la mejora y prevención del daño ocular. Los colectivos de más riesgo son las personas mayores y mujeres en fases de cambio hormonal.

Existen algunas medidas útiles para evitar la sequedad ocular ocasionada por causas ambientales:

  • Evitar la sequedad ambiental mediante el uso de humidificadores
  • Protegerse de la polución ambiental, evitando atmósferas como la playa y el campo en días de viento, así como el polvo doméstico, el humo del tabaco o los disolventes
  • Forzar el parpadeo varias veces al día y limpiar las glándulas lagrimales a menudo con una toallita ocular
  • Utilizar soluciones oftálmicas lubricantes

Las gotas oculares estériles de Artelac Rebalance proporcionan al ojo la lubricación que necesita para aliviar los síntomas de la sequedad. Las gotas oculares estériles pueden utilizarse tantas veces como sea necesario.

  • Contiene hialuronato sódico, un humectante efectivo que une el agua, los nutrientes  y los iones purificados (potasio, magnesio, sodio y calcio) a la superficie ocular para conseguir una hidratación y un alivio óptimos.
  • Es una solución hipotónica que alivia el ojo al mismo tiempo que ayuda a restaurar el equilibrio osmótico fisiológico de la película lagrimal y de la superficie ocular.
  • Es fácil de usar, bien tolerado y seguro.

Utilizar siempre que sea necesario. Compatible con lentes de contacto.

 

Fuente: IMO, Bausch+Lomb

Deja un comentario