LOS BENEFICIOS DE LAS ALGAS

Las algas son el alimento más antiguo que podemos encontrar sobre nuestra mesa, ricas en vitaminas, aminoácidos, minerales y enzimas.

El consumo de algas recomendado para tener un aporte equilibrado de todos sus nutrientes suele ser de unos 10 g diarios y sus propiedades más destacables son:

– Remineralizantes

– Estimulantes del metabolismo

– Alcalinizantes

– Reducen la absorción de metales pesados en el organismo

– Son beneficiosas para la circulación sanguínea y el riñón.

Por su alto contenido en sodio las personas hipertensas, con problemas de corazón o con híper tiroidismo, deberían tomarlas en muy bajas cantidades, pero si no eres una de ellas, te aportarán muchas propiedades saludables.

Las algas se pueden clasificar de muchas maneras, pero nosotros hemos escogido las separamos según el tipo de agua en la que crecen:

Algas de agua dulce (presentan un menor contenido en yodo)

Algas de mar

A continuación os describimos las algas más importantes y sus beneficios en nuestro organismo:

Alga Nori: Alga marina que envuelve los “maquis” cuando vamos a comer a cualquier restaurante japonés, de color oscura y aglomerada es rica en proteínas y vitamina b12.

Wakame: Alga de mar de color verde oscuro, textura suave y sabor agradable, rica en vitaminas del grupo B y calcio.

Agar agar: Se puede encontrar en polvo y suele utilizarse para hacer gelatinas, de manera que es muy interesante para usarlo en niños con estreñimiento, ya que facilitan la evacuación.

Kombu: Alga de mar que tiene muy alto contenido en yodo y presenta una textura dura. Una de sus propiedades más interesantes a nivel terapéutico es su papel protector frente al intestino irritado ya que eliminar los tóxicos de éste. A nivel culinario puede ser de interés porque ablanda las fibras vegetales.

Chlorella: Alga de agua dulce, que aporta poco yodo y tiene una amplia acción depurativa en nuestro organismo.

¡Atrévete y pon algas en tu mesa!

Deja un comentario