La enfermedad celíaca

Que es la celiaquía ?

La celiaquía es una enfermedad que afecta aproximadamente al 1% de la población española. A día de hoy se estima que sólo un 20% de los celiacos están diagnosticados, y una cifra muy alta de los diagnósticos se están dando en personas de más de 50 años. El diagnóstico viene dado por el especialista a través de un análisis sérico de las IgA e IgG junto a una biopsia.

La enfermedad celíaca (EC) es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

2- La celiaquía asintomática existe

Por desgracia la enfermedad celiaca es una enfermedad sumamente compleja, y en ocasiones los celiacos no manifiestan síntomas y el diagnóstico les puede llegar a raíz de otro diagnóstico en la familia y el correspondiente estudio genético. Ser asintomático no significa, para nada, que en ocasiones puedan cometerse transgresiones de la dieta sin gluten. El gluten ocasiona el mismo daño a los celiacos con síntomas que a los celiacos asintomáticos y la única manera de no complicar el diagnóstico con el desarrollo de otras patologías, es mantener una dieta sin gluten de forma estricta y de por vida.

3-Enfermedad crónica

Las enfermedades crónicas son aquellas de larga duración que no acaban nunca de curarse. Por eso la dieta sin gluten ha de ser de por vida, porque si no se realiza de forma adecuada, los síntomas reaparecen, y si hablamos de celiaquía asintomática, aunque no haya síntomas, la lesión interna se producirá, el daño en el intestino se irá acumulando.

4- Productos sin gluten

El lado bueno de la celiaquía es que, a pesar de tratarse de una enfermedad crónica, tiene tratamiento y éste no son fármacos, ni inyecciones, ni nada por el estilo. El tratamiento eficaz para la celiaquía es la dieta sin gluten estricta, es decir, aprender a comer y a cocinar de forma diferente. Con una alimentación variada y equilibrada nos encontraremos sanos. Deberemos aprender que la base de nuestra dieta sean los productos “no gluten”, aquellos que de forma natural no llevan gluten, es decir, carnes, pescados, leche, frutas, verduras, huevos y legumbres. Combinándolos con el consumo de productos elaborados específicamente para celiacos como es la pasta, el pan, la pizza y bolleria (evitando la contaminación cruzada) los síntomas de la celiaquía desaparecerán.

Deja un comentario