INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

 

Cada vez hay más personas que sienten que algunos alimentos les “sientan mal”. Algunas creen directamente que cuando pasa eso es que tienen alergia como tal a ese alimento, pero lo que no saben es que puede ser alergia o intolerancia alimentaria. Estas son diferentes y vamos a ver en qué se diferencian y como se pueden detectar.

  • Alergia alimentaria: es una reacción exagerada del sistema inmune ante lo que el detecta como un agresor externo, en este caso un alimento. La sintomatología empieza al poco tiempo de haber ingerido ese alimento, normalmente la primera hora, y estos pueden ser cutáneos (picor, enrojecimiento, urticaria,…), digestivos (nauseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea,…) respiratorios (asmas, rinitis,…) y anafilaxis (cuando hay peligro de muerte por reacción grave).

 

Para diagnosticar una alergia alimentaria necesitamos un estudio analítico del médico para la detección de la alteración del sistema inmunitario frente a ese alérgeno.

 

  • Intolerancia alimentaria: es cuando hay una reacción adversa ante un alimento concreto, normalmente la sintomatología es similar a la anterior, pero más a nivel digestivo aunque es más inespecífica y esta no puede desencadenar una anafilaxis ya que no es gestionada por el sistema inmune.

Al ser más difícil de detectar hay una sintomatología asociada, que puede padecer cualquiera, por lo que si tienes algún síntoma de los de la lista sería adecuado realizarse un test de intolerancia alimentaria.

  • Trastornos gastrointestinales: distensión abdominal, gases, estreñimiento, diarrea, nauseas, dolor abdominal, reflujo, síndrome de colon irritable.
  • Procesos dermatológicos: acné, eczema, psoriasis, erupciones cutáneas, urticaria, picor.
  • Trastorno neurológico: dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo, fatiga.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Alteraciones musculares y reumáticas: cansancio, dolor articular, artritis, artrosis, fibromialgia.
  • Molestias respiratorias: asma, rinitis, sinusitis, dificultad respiratoria.
  • Alteraciones psicológicas: ansiedad, letargia, depresión, hiperactividad.

Estas se pueden detectar a través de varios tipos de testajes. Uno fiable es el vitalytest que  consiste en agarrar dos polaridades y pasan una frecuencia a través de tu cuerpo, detectando con los meridianos de la medicina tradicional china cómo reacciona tu cuerpo ante la frecuencia de cada alimento. Es totalmente indoloro.

Deja un comentario