INFLAMACIÓN ARTICULAR Y GLUTEN

Todas las enfermedades tienen origen en nuestros hábitos diarios.

La información que contienen los alimentos ayuda al desarrollo de una serie de genes que están involucrados en el proceso inflamatorio o de enfermedad.

Cuando comemos comida ultra procesada o con alto contenido de gluten le damos una información al cuerpo para que empiece a crear inflamación. Por lo  tanto empezamos a crear un síntoma de inflamación leve constante. Si esta inflamación, que no duele ni crea molestias, no la paramos es cuando aparece la rigidez articular, el desgaste, y la enfermedad.

¿Cómo podemos evitarlo? Consumiendo menos alimentos ultra procesados o con alto contenido en gluten, crear unos hábitos de ejercicio moderado diario y detoxificando el cuerpo como mínimo 2 veces al año.

¿Todo el mundo tiene que comer sin gluten? No, pero sí que todos deberíamos reducir el consumo de alimentos ultra procesados y con alto contenido en gluten.

Si ya hay una patología o algún síntoma de inflamación articular, en este caso sí que sería recomendable que se eliminara de la dieta el gluten y empezar una buena detoxificación y después tomar suplementación para empezar con la regeneración del tejido articular dañado.

Deja un comentario