ALZHEIMER Y GINKGO BILOBA

 

Según estudios desarrollados hasta ahora en Estados unidos se está llegando a la conclusión que el extracto de la planta Ginkgo biloba, una de las más antiguas de la tierra, podría ser efectivo como terapia adyuvante al tratamiento convencional de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Además, se ha comprobado que contribuye a paliar los síntomas asociados a esta patología así como el deterioro cognitivo provocado por la vejez.

Además de mejorar la memoria y la atención, esta planta también disminuye el tiempo de reacción y es efectiva frente a diversos problemas auditivos como el zumbido de oídos, la pérdida de audición o el vértigo.

En las enfermedades neurodegenerativas y en las demencias se incrementa la formación de los radicales libres, que puede combatirse con antioxidantes como ginkgo biloba. La planta también puede ser utilizada en las arteriopatías crónicas de los miembros inferiores, mejora los síntomas de la enfermedad de Raynaud (debida a una excesiva vasoconstricción arteriolar) y evita la degeneración macular, ya que protege contra los daños de la retina y la pérdida de visión provocada por la formación excesiva de radicales libres. Por otra parte, ciertos componentes de la planta son eficaces inhibidores del Factor de Agregación Plaquetaria (PAF). Por ello se presume que pueda ser eficaz en el tratamiento del asma bronquial y en la prevención del shock endotóxico u otras alteraciones de origen alérgico o inmunológico.

Deja un comentario